sábado, 22 de febrero de 2014

Si alguna vez me olvidares, tálame aunque no me ares (Dice el olivo).

Hacia mucho tiempo que tenia ganas de un acebuche, y por fin, he tenido la suerte de toparme con este. Espero poder disfrutarlo muchos años. Hay que trabajar la madera muerta en algunos sitios y ver cual sera su futuro diseño.








1 comentario:

  1. Este blog pinta muy bien. Espero poder leer nuevas entradas pronto. Un fuerte abrazo de un admirador ;)

    ResponderEliminar